Menú de navegación de páginas

¡Innopasion Extrema!

Origen

BrantorNuestro nombre procede de la mitología nórdica. En concreto se forma por la unión de dos dioses BRAN y TOR. En alguna ocasión, algún cliente interpretaba nuestra denominación como un juego de palabras con BRAiNsTORming, lo cual tiene mucha relación con nuestro trabajo pero no fue nuestra intención original al bautizar la empresa. :-)

BRAN hijo de Febal, dios humanizado de la mitología celta, a quien se confunde a menudo con Bran el Bendito, un perro inmensamente fuerte e inteligente que tiene el mismo origen. En Immran Brain (El viaje de Bran), manuscrito del siglo VIII que se conserva en el monasterio de Bruin Snechta, el Bran irlandés es un arquetipo del hombre mortal atraído al mundo de las hadas por una bella diosa. Mientras pasea cerca de su fortaleza en la costa occidental de Irlanda, Bran queda encantado y dormido por una bella canción; al despertar encuentra una rama de manzano a su lado. Esa noche, la diosa vuelve a su encuentro, le habla sobre el mundo de las hadas y le entrega la rama. Decidido a encontrar la tierra de las hadas, Bran reúne a sus tres hermanos adoptivos y a 27 guerreros y se embarcan en un viaje por el mar cuyos momentos culminantes son la llegada a la isla de la Risa y el encuentro con el dios del mar Manannán mac Lir montado en una carroza. Alcanzan la isla de las Hadas y se encuentran con la diosa. Cada guerrero vive con su hada preferida durante un año, hasta que un miembro de la tripulación convence a Bran de volver a Irlanda. Antes de partir son advertidos del tiempo engañoso del mundo de las hadas y del envejecimiento instantáneo que experimentarán a la vuelta. A pesar de todo, regresan, pero cuando el primer miembro de la tripulación salta a tierra firme se convierte en polvo. Bran deja testimonio de su historia y vuelve hacia lo desconocido.

TOR es hijo del dios mayor Odín y de la diosa Jörð, personificación de la Tierra. Su esposa es Sif, con quien tuvo una hija llamada Þrúðr, la cual es una valquiria cuyo nombre significa “fuerza” o “poder”. Con la giganta Járnsaxa tuvo otro hijo llamado Magni, que significa “fuerte”. Tor tenía una gran área de influencia desde controlar el clima y las cosechas hasta la consagración, justicia, protección y batallas. Por ello en muchas ocasiones se lo consideraba como una deidad suprema. El atributo más obvio del dios es su aspecto guerrero, gran cantidad de mitos lo describen abriéndose paso con su martillo de guerra entre hordas de gigantes. Sin embargo Tor en el papel de guerrero cumple un rol protector, a diferencia de Odín que llamaba a sus seguidores a la batalla para la muerte y la gloria, por ello Tor tuvo un culto más extendido entre las comunidades más pacíficas de campesinos y artesanos. Seguro que si te gustan los comics de Marvel, o sus películas, sabes ya muchas más cosas del Dios del Trueno.

Así las cosas, decidimos un día “unir” los genes de tan interesantes deidades y darle forma en la figura de un guerrero normando, que es el que podéis ver aquí. Este es Brantor.